Helado de cerezas en almíbar


lacucharazul_helado_cerezas_

Como nos gustan los helados!! Y este helado de cerezas en almíbar nos ha gustado muchísimo. En primavera he estado en Tenerife, (yo soy Asu 😉 ) y allí he descubierto el helado de “amarena”. Seguramente ese helado lo vendan en todas partes, pero yo no lo conocía!! Nunca lo había probado y allí en todas las heladerías lo tenían. Ni que decir tiene que lo comí todos y cada uno de los días que pasé en la isla, y me viene con la idea de que lo tenía que hacer en casa.

La cereza “amarena” es una variedad italiana, es una cereza silvestre de color oscuro y sabor amargo. Yo he usado la cereza común, la que he encontrado en la frutería vaya, por eso no me atrevo a llamar a este helado: “Helado de amarena”  por si las moscas… El resultado no es igual, vale, pero es muy parecido. Usamos las cerezas que previamente hemos cocido en ron, así conseguimos que queden en un almíbar dulce, blanditas y jugosas mmmm

Sin nada más que decir nos ponemos a “heladear” un poco 🙂

 Helado de cerezas en almíbar

Preparación: 40′
  Raciones: 4
⥯  Dificultad: baja

Ingredientes

  • 250 ml nata para montar
  • 250 ml leche entera
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita pasta vainilla
  • cerezas en almíbar 

Receta

Para hacer este helado lo primero que necesitamos es tener las cerezas en almíbar listas. Como lo hicimos el mes pasado os pasamos la receta para que la veáis: Cerezas en almíbar. Es muy fácil, lo más entretenido es deshuesar las cerezas, pero una vez hecho solo hay que cocerlas con el ron y el azúcar a fuego lento durante unos 15 minutos.

lacucharazul_cerezas_almibar_ron_4

Pasamos a hacer el helado. Mezclamos el azúcar con la leche hasta que se disuelva. La leche tiene que estar fría así que costará un poco más. Cuando esté le mezclamos la nata, muy fría también. Ahora añadimos un pelín de esencia de vainilla. (Como 1 cucharadita o así) Tenemos la mezcla lista.

Sacamos la cubeta de la heladera del congelador. Como ya sabéis esta cubeta ha de estar congelada al menos 24 horas antes. Ponemos la heladera en marcha y por el hueco que tiene para ello añadimos la mezcla. Dejamos funcionando hasta conseguir la consistencia de helado.

lacucharazul_helado_cerezas_5

Cuando el helado haya “mantecado” y con la máquina todavía en marcha, añadimos un poco del almíbar, pero sólo el líquido, si vertemos las cerezas se nos atascará la heladera. Dejamos unos segundos que se mezcle el almíbar y paramos.

lacucharazul_helado_cerezas_2

Ya tenemos el helado listo, ahora rápidamente lo sacamos de la heladera con la ayuda de una cuchara de madera o algo similar para no rallar la cubeta. En un recipiente que podamos congelar vertemos la mitad del helado.

lacucharazul_helado_cerezas_4

Ahora cogemos algunas de las cerezas que tenemos en almíbar y las mezclamos con el helado. Vertemos el helado restante y volvemos a poner unas cuantas cerezas más. Tapamos el recipiente lo mejor que podamos para que el helado no coja sabores extraños y lo dejamos en el congelador hasta servir.

lacucharazul_helado_cerezas_3

Y listo nuestro helado!! A nosotras nos ha gustado mucho, tanto que lo hemos hecho 3 veces ya. Esperamos que os animéis a prepararlo y nos contéis 😋

lacucharazul_helado_cerezas_1

 

Notas:

El año pasado hicimos un helado similar pero sin heladera y con las cerezas frescas. Si os apetece probar os dejamos la receta, así no hay excusas 😉 Helado fácil de nata y cerezas

Podéis prescindir de la esencia de vainilla pero pensamos que una pizca le viene genial, lo hemos probado con y sin, y sin duda elegimos el toque de vainilla.

El helado según sale de la heladera está demasiado blando por eso es aconsejable congelarlo antes. Sed previsores y tendréis un helado perfecto.

Con la cantidad de cerezas en almíbar que hemos hecho tendremos para hacer helado 3 veces al menos. Haced menos cantidad si queréis pero pensad que las podéis usar para muchas más cosas, mezcladas con yogur, para hacer un bizcocho…y ya que estamos no nos cuesta nada.

 

Anuncios

Acerca de lacucharazul

Somos dos hermanas andaluzas locas por la cocina. Esta afición nos acompaña desde que nos independizamos y nos dimos cuenta de lo bien que se comía en casa….Fue entonces cuando empezamos a trastear en la cocina y a disfrutar con ello. Y la verdad es que lo hemos tenido fácil porque tenemos una gran maestra, nuestra madre. A ella le apasiona este mundo y no solo hemos heredado su interés por cocinar, sino también el valor de alimentarse bien, algo que en casa siempre se ha tenido muy en cuenta.

¿Te ha gustado? ¡Cuéntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: